Abogado de accidentes de resbalones y caídas en San Diego

Casi todos estamos expuestos a una caída, pero no todos salimos ilesos de ella: algunas veces, la persona que se cae tiene que pasar unos días con la ayuda de muletas o silla de ruedas, o incluso una temporada en el hospital. Los accidentes de resbalones y caídas son muy comunes y pueden tener consecuencias de importancia.

Una persona puede resbalar y caer por diferentes causas. Cuando alguien más causó el accidente por una omisión o una negligencia, la víctima de la caída puede pedir una compensación económica que repare los daños recibidos. Esta clase de demandas son muy comunes cuando la víctima se cayó en un centro comercial, un hotel, un restaurante, una piscina. Lo que tienen en común es la negligencia: la víctima se cayó porque el piso estaba mojado y quien debía secar no lo hizo, porque alguien dejó objetos u otros obstáculos en el piso sin un letrero de advertencia, entre otros.

Puede ver nuestra seccion de CASOS GANADOS por nuestros abogados.

Si usted o un ser querido tuvo un resbalón y cayó por culpa de alguien más, hable de inmediato con un abogado especialista en accidentes de resbalones y caídas para que evalúe su caso. Esta clase de accidentes requieren acción legal inmediata, pues las pruebas de culpabilidad pueden desaparecer rápidamente debido a que suceden en lugares públicos, donde pasa mucha gente todo el tiempo.

Proteja sus intereses con la asesoría de nuestros expertos, disponibles para una consulta gratis en el número 844-332-9832 en San Diego.

¿Por qué debería contratar a un abogado en su accidente de resbalones y caídas?

Muchas víctimas de esta clase de accidentes prefieren hacer ellos mismos la reclamación por los daños recibidos: reúnen sus documentos y solicitan por escrito una compensación económica al propietario del lugar donde tuvieron su accidente. Normalmente, el propietario que recibe la reclamación lleva la reclamación a su aseguradora para que evalúe la situación y negocie con la víctima del accidente.

Sin embargo, estas reclamaciones no suelen terminar bien porque las aseguradoras, por el bien de sus intereses, ofrecen sumas de dinero muy pequeñas e insuficientes para pagar los daños del accidente (visitas al médico, terapia de rehabilitación o dolor persistente). Las únicas víctimas que pueden recibir una compensación justa con esta clase de reclamaciones son aquellas que recibieron heridas leves y cuyo accidente fue irrefutablemente causado por negligencia del propietario.

En cambio, con ayuda de un abogado, usted como víctima puede recibir una compensación justa por su accidente. El abogado de accidentes de resbalones y caídas se encarga de negociar con la aseguradora, de informarle a usted sobre el curso de su reclamación y de poner una demanda legal si es necesario.

Hable con nuestros abogados de accidentes de resbalones y caídas para lo ayuden a obtener una compensación justa y completa. Usted merece ser compensado por los daños que recibió.

¿Cómo trabajan nuestros abogados de resbalones y caídas?

La primera etapa inicia con nuestra primera conversación telefónica, donde usted nos explica su caso, nuestros abogados evalúan las condiciones, deciden si es posible poner una demanda y si vale la pena hacerlo. Si deciden llevar el caso y usted está de acuerdo en que lo represente uno de nuestros especialistas en resbalones y caídas, iniciamos una investigación a profundidad sobre su accidente para poder probar que usted fue víctima de la negligencia de alguien más.

Nuestros abogados se informan con expertos que pueden examinar el lugar del accidente, recaban declaraciones de testigos, investigan los antecedentes del local en esta clase de accidentes y se ayudan de expertos para calcular el valor real de su caso.

Ellos se encargan también de negociar con la aseguradora, lo cual no solo le ahorrará a usted estrés y preocupaciones, sino que le garantizará un mejor resultado que si hiciera la reclamación usted mismo, ya que nuestros expertos en accidentes de resbalones y caídas tienen mucha experiencia y saben cómo contestar cada argumento u oferta de las aseguradoras. Además, es muy probable que la aseguradora se tome más en serio su caso al tratar con un abogado.

Si no hay un arreglo en la primera etapa con la aseguradora, y con la aprobación de usted, nuestros abogados pueden iniciar una demanda para obtener una mejor compensación por medio de un juez.

En nuestra firma de abogados de accidentes en San Diego nos interesa mucho que nuestros clientes queden satisfechos con los resultados de su indemnización y por eso siempre lo mantendremos informado sobre el avance de su caso y las posibilidades que se van abriendo a cada momento.

Con nosotros no solo obtendrá el mejor trato, sino que se quedará con una mejor compensación que si hiciera solo todo este proceso. Además, no tiene que pagarnos nada ahora, sino hasta que reciba (y solo si recibe) su indemnización. Llame hoy mismo al 844-332-9832 en San Diego para una consulta urgente.

Lesiones por las que puede recibir indemnización

Un accidente de resbalar y caer no es tan sencillo como parece. Muchas veces pueden quedar lesiones tan graves como las siguientes:

  • daño cerebral
  • nariz rota
  • torcedura
  • golpes en la cabeza
  • dislocamiento de hombro
  • fractura de coxis
  • golpes en la cadera
  • dislocamiento de una mano
  • heridas abiertas si cayó en un objeto punzocortante

Entre más graves sean sus heridas, más difícil es obtener un buen trato por parte de la aseguradora sin la ayuda de un abogado. Ponga su caso en manos de un experto en accidentes de resbalones y caídas, podría estar perdiendo tiempo valiosísimo para su bienestar.

¿Cuáles son los primeros pasos a seguir después de un accidente de resbalón y caída?

Lo sabemos: en los primeros momentos que siguen a un accidente de cualquier tipo, uno no sabe qué hacer ni por dónde empezar. Aquí le ponemos algunos pasos básicos en caso de un accidente de resbalón y caída:

  1. Recibir atención médica. Por el bien de su salud y de sus intereses, haga que lo revise un médico aunque se sienta bien. Podría tener lesiones no visibles que le causarán problemas después.
  2. Recabar evidencias. Anote todo lo que pueda sobre su accidente: hora, condiciones del lugar, causa de su caída, si había señalización o no, así como los datos de las personas que lo atendieron (dueño del lugar o empleados). Si puede, tome fotografías de las condiciones que causaron su accidente.
  3. Avisar del accidente. Avise por escrito al propietario o encargado del lugar sobre su caída. De esta manera no podrán alegar que desconocían la situación o que usted no les permitió buscar una solución. También así se evita que otras personas tengan el mismo accidente que usted.
  4. Seguir su tratamiento médico. No falte a sus citas y siga todas las indicaciones que el médico le dé. Esto es importante no solo por su salud sino por su demanda legal.
  5. Hablar con un abogado. Incluso si no piensa poner una demanda y considera que con una reclamación con el dueño será suficiente, le conviene hablar con un abogado para evitar cometer ciertos errores en la reclamación, para saber qué evidencias guardar y cuál es el monto justo por sus heridas.

 

¿Cuánto tiempo lleva una reclamación o una demanda por un accidente de resbalones y caídas?

Estos casos pueden durar desde un mes hasta dos años, según en qué etapa se logre a llegar un acuerdo entre el propietario del lugar y la víctima del accidente. Lo mejor es que a lo largo de este proceso lo acompañe un abogado para que pueda tomar las decisiones que más le convienen.

  1. Reclamación: 30-90 días. Este es el tiempo que puede suceder entre que usted lleva su reclamación ante el propietario, este lo remite a la aseguradora para que la evalúe, la aseguradora negocie con usted o con su abogado y las partes deciden si firman un acuerdo o pasan a la siguiente etapa.
  2. Demanda e investigación: 6 a 12 meses. La segunda etapa es la fase donde el abogado pone la demanda legal y se inicia una investigación para deslindar responsabilidades, con ayuda de las declaraciones de los testigos, la opinión de expertos en el tema y el recabamiento de pruebas.
  3. Mediación: 1 año. Entonces, ya con la situación aclarada durante la fase de investigación, un mediador intenta conciliar a las partes con base en los hechos que ya se comprobaron, para tratar de evitar que llegue a juicio. Esto se hace porque los juicios tardan más y son costosos en tiempo y en dinero.
  4. Juicio: 2 años. Si las partes llegan hasta el juicio, generalmente tienen que esperar unos dos años a partir de la fecha del accidente para que este suceda. Menos de 5% de estos accidentes llegan al juicio.

¿Qué preguntas me harán cuando me tomen la declaración?

Si usted lleva su caso hasta la demanda, en algún momento deberá hacer una declaración formal sobre lo sucedido durante su accidente (y por eso es muy importante que anote todos los detalles desde el primer momento, porque para cuando le tomen la declaración podría haber olvidado algunos). En el interrogatorio le pueden hacer preguntas como estas:

  • ¿Qué zapatos utilizaba?
  • ¿Qué estaba haciendo cuando resbaló y cayó?, ¿hablaba por teléfono o enviaba mensajes?
  • ¿Con quién iba cuando ocurrió el accidente?
  • ¿Se detenía del barandal de la escalera?
  • ¿Qué ropa llevaba?
  • ¿Hacia dónde se dirigía?
  • ¿Estaba mojado el piso?
  • ¿Había señalamientos sobre la construcción, el mantenimiento del lugar o la peligrosidad del espacio?
  • ¿Hacia dónde miraba cuando resbaló y cayó?

Esto se hace para estar seguros de que el propietario es responsable de su accidente. A veces, el propietario no es culpable o solo lo es parcialmente. Esto puede suceder si la víctima:

  • Resbaló o tropezó con su propia ropa
  • Iba distraída o miraba el teléfono
  • Ignoró una advertencia de peligro

También deberán declarar los testigos. Además, usted o su abogado presentarán todas las evidencias de sus lesiones: fotografías e historial médico, principalmente. Para esto también es conveniente que el abogado lo ayude, pues no siempre es sencillo obtener viejas recetas o evidencias médicas que ya están archivadas. A veces incluso hace falta una carta del médico que afirme directamente la causa del accidente.

Usted merece recibir una indemnización justa por sus heridas, pues un accidente aparentemente así de sencillo puede cambiarle la vida. No deje pasar más tiempo valioso y hable con uno de nuestros especialistas en accidentes de resbalones y caídas en San Diego. La consulta es gratis en el número 844-332-9832.