Las calles pueden ser un lugar muy peligroso para los ciclistas, en parte por la poca protección que ofrece este vehículo, pero también por la poca precaución que en ocasiones presentan muchos automovilistas.

Los choques con autos pueden tener graves consecuencias para los ciclistas.

Las heridas pueden ir desde pequeños rasguños hasta lesiones graves de las que toma meses o años recuperarse.

Si usted ha sufrido un accidente de bicicleta, contacte a un abogado especialista en accidentes de bicicletas para que le ayude a obtener la compensación justa por los daños.

Los accidentes al intentar rebasar una bicicleta

Estos accidentes son parecidos a las colisiones traseras que ocurren entre dos autos. Sin embargo, ocurren en circunstancias ligeramente distintas.

Cuando se trata de una bicicleta, estos accidentes se dan porque un auto se acerca a una bicicleta por detrás y choca con ella al intentar rebasarla. Estos accidentes son la principal causa de accidentes entre los ciclistas adultos en California y en los Estados Unidos.

Debido a la falta de cinturones de seguridad y bolsas de aire, cuando un ciclista es aventado desde atrás, las consecuencias pueden ser fatales.

Dependiendo de la velocidad a la que viaja el auto, el ciclista recibirá un mayor o menor impacto.

En este tipo de accidentes, es común que el ciclista salga “volando”.

En muchas ocasiones, las bicicletas terminan siendo inservibles después de estos accidentes. Y para elevar los gastos del accidente, objetos de valor, como celulares o computadoras portátiles, también pueden resultar afectados por el choque.

¿Quién tiene la culpa del accidente?

La compañía de seguros del automovilista intentará demostrar que toda la culpa del accidente es del ciclista.

La principal defensa usada es que el automovilista sí mantenía la distancia adecuada entre su auto y la bicicleta, y que el ciclista se metió de repente en el camino del auto.

Esto no siempre es cierto, en algunas ocasiones, esta es una estrategia utilizada para reducir la cantidad a pagar.

¿Cómo prevenir estos accidentes?

Los accidentes de bicicleta pueden tener graves consecuencias, algunas de las cuales duran para toda la vida.

Por esto es necesario tomar todas las precauciones posibles. Las precauciones no solamente recaen sobre el ciclista, los automovilistas también deben tomarlas.

Si todos los conductores, sin importar su vehículo, fueran más precavidos al conducir, habría menos accidentes.

Si usted es un automovilista tomar precauciones le ahorrará el gasto y la preocupación de enfrentar una demanda por gastos de accidente. Además de que estará garantizando la seguridad de usted, sus familiares y su auto. Incluso si cuenta con un seguro, los procesos legales pueden ser causa de estrés para cualquier familia.

En el caso de los ciclistas, tomar precauciones en todo momento es imperativo para evitar ser arrollado por un auto o atropellar a un peatón. Al evitar accidentes, también se evitan gastos, estrés, dolor y lesiones.

Todos los ciclistas necesitan un amplio espacio entre ellos y otros vehículos. Esto se debe a que frecuentemente deben maniobrar para esquivar vidrios rotos o baches que no causarían tanto problema para un auto.

Si no se conserva el espacio necesario entre autos y bicicletas, cuando un ciclista intenta esquivar un obstáculo, la maniobra puede terminar en un accidente grave. Sin importar la velocidad a la que viaje un auto, en un choque con una bicicleta, la bicicleta siempre será la más afectada.

La ley de California - Accidentes de Bicicletas

El Código de Vehículos de California dicta en la sección 21760 que cuando un auto intenta rebasar a una bicicleta debe hacerlo en total cumplimiento de los requerimientos para rebasar a cualquier vehículo y a una distancia que no interfiera con la operación de la bicicleta, es decir, no puede invadir el espacio de la bicicleta aunque intente rebasarla. De igual manera, deben tenerse en cuenta las condiciones particulares del momento, tales como el clima, el tráfico, la visibilidad, las condiciones del camino, etc.

Esta sección del Código también dicta que el conductor de un vehículo motorizado no debe rebasar a una bicicleta si la distancia entre ambos vehículos es menor a tres pies. Si no es posible realizar la maniobra a la distancia que dicta la ley, el automovilista debe tomar las precauciones necesarias para rebasar sin poner en riesgo la seguridad del ciclista.

Todo automovilista tiene la responsabilidad de salvaguardar su propia seguridad, pero también de velar por los conductores de vehículos más vulnerables.

¿Fue atropellado por un auto que intentaba rebasarlo?

Si usted fue atropellado por un auto que intentaba rebasarlo, es necesario iniciar de inmediato la investigación pertinente para determinar en qué medida es responsable cada parte. Se deben tomar en cuenta factores como la distancia entre los vehículos, la velocidad a la que iban, el ancho de la calle, entre otras, para determinar exactamente quién ocasionó el accidente.

Todo accidente tiene el potencial de tener consecuencias fatales. Muchos accidentes en los que un auto golpea a una bicicleta por detrás, el ciclista resulta gravemente herido y, en los peores casos, llega incluso a morir. La carga emocional de un accidente afecta a ambas partes, no solo al ciclista; lo mejor es actuar con precaución y prudencia al volante, velando por otros vehículos, para reducir lo más posible las probabilidades de terminar en un accidente.

Las lesiones de un accidente pueden ser graves, y entre más grave sea una lesión, más caros son los gastos médicos. La situación se agrava cuando no se cuenta con la protección de un seguro. Tener que pagar las cuentas médicas del propio bolsillo puede causar estragos a la economía de cualquiera.

Si usted fue víctima de un accidente de bicicleta, tiene derecho a buscar la compensación justa por los daños. El daño de un accidente no se limita a heridas físicas, también incluye los gastos de reparación o reposición del vehículo y de las pertenencias personales que se portaban al momento del accidente.

Nuestro equipo de abogados cuenta con amplia experiencia defendiendo víctimas de accidentes de bicicleta y puede ayudarle a obtener la compensación que merece para cubrir los gastos del accidente.

Llame hoy al 844-332-9832 para agendar una consulta gratuita con uno de nuestros abogados defensores.