Consejos de seguridad para ciclistas

Los ciclistas –junto con los peatones –son los más desprotegidos en las calles, debido a la poca protección con la que cuentan al transitar.
Aun cuando cuentan con espacios delimitados para ellos (como las banquetas o los carriles ciclistas) suelen sufrir accidentes contra vehículos más grandes que invaden su espacio.

Sin embargo, es importante que los ciclistas también tengan en cuenta estos consejos a la hora de conducir por las calles:

•    Usa un casco que te quede correctamente.

Aunque parezca innecesario, usar un casco cada que se haga un viaje en bicicleta es lo mejor para proteger la cabeza y evitar lesiones cerebrales. Al momento de conseguir uno, asegúrate de que el casco sea de tu talla y te proteja correctamente.

•    Ajusta tu bicicleta a tu altura

Para medir la bicicleta de acuerdo a tu estatura, debes ponerte de pie sobre tu bicicleta. Al hacer esto, sólo debe haber una distancia de 1 a 2 pulgadas (2.54 a 5.08 cm.) entre el manubrio y tu cuerpo. Si se usa una bicicleta de montaña, esta distancia debe ser de 3 a 4 pulgadas. El asiento y el manubrio deben estar a la misma altura, además de que el asiento debe dejar una pierna doblada a la altura del tubo horizontal mientras que la otra debe estar extendida.

•    Asegúrate de que tu bici funcione correctamente

Antes de cada viaje, es necesario revisar que las llantas tengan suficiente aire, y que los frenos funcionen adecuadamente.

•    Asegúrate de que te vean

Sin importar el tipo de clima que esté haciendo, es importante que viajes siempre con un chaleco fluorescente o alguna ropa de colores neón, fluorescentes, o llamativos para asegurarte de que los coches te vean. Es preferible conseguir chalecos fluorescentes que tengan cintas reflejantes de la luz, y considerar añadir luces parpadeantes a la bicicleta. De esta manera, sin importar si está lloviendo, hay mucha niebla, es de noche, o incluso cuando es de día, te asegurarás de que los conductores te vean y tomen sus precauciones.

•    Conduce con ambas manos en el manubrio

Si estás acostumbrado a cargar varias cosas durante tus viajes, lo mejor es que consigas una bicicleta con canastilla o que cargues una mochila en la espalda. Hacer esto te permitirá conducir con ambas manos en el volante y estar prevenido para reaccionar si debes frenar abruptamente o dar la vuelta de manera segura.

•    Cuídate de peligros en el camino

Los ciclistas enfrentan muchos peligros cotidianos, pero los más peligrosos pueden ser hoyos o topes en el camino mal señalizados, que si bien no son altamente peligrosos para los automovilistas, en los ciclistas puede provocar una caída severa.

Mantente atento al camino para evitar caer en hoyos, coladeras destapadas, grava suelta, vidrios rotos, e incluso perros que se puedan atravesar intempestivamente.

Si manejas en grupo, procura señalizar el peligro para los demás conductores.

•    Evita conducir de noche

Aun cuando te asegures de utilizar chalecos fluorescentes y reflejantes, no faltará algún conductor que no pueda verte, por lo que conducir de noche debe ser llevado a cabo con aún más precaución. Por otra parte, dado que hay menos visibilidad, los ciclistas pueden enfrentar problemas como caer en hoyos o no ver algún otro peligro del camino.

•    Conduce en el sentido de los coches

Aunque creas que es mejor conducir en sentido contrario para poder verlos de frente, no lo es, pues ningún vehículo espera ver a un ciclista de frente, mucho menos si cambian de carril y el ciclista está en el medio. Por otra parte, es importante salvaguardar a los peatones, que van aún menos protegidos que un ciclista. Un peatón rara vez podrá ver a un ciclista que venga en sentido contrario, pues se encuentran más preocupados por el flujo de coches que transitan en el sentido establecido.

•    No invadas el espacio de los demás

Cambiar constantemente de carril, transitar por el carril de la izquierda, e incluso transitar sobre la banqueta, es invadir el espacio de los demás y puede provocar accidentes. En la mayoría de las ciudades existe un carril destinado para bicicletas. Pero si no está establecido, procura ir por el carril de la extrema derecha para evitar desastres. Y si necesitas transitar por la banqueta, bájate de tu bicicleta y camina con ella sobre la acera, los peatones te lo agradecerán.

•    Respeta las leyes de tránsito

Recuerda que las bicicletas también son un vehículo, por lo que deben respetar las leyes de tránsito establecidas: no manejar a altas velocidades, señalizar correctamente una vuelta o cambio de carril, no dar vueltas prohibidas, e incorporarse al tráfico de manera segura.

Respetar las leyes en común con los demás transeúntes evitará accidentes para todos.

Calificar el artículo:
3
¿Qué información debo dar a mi abogado si tuve un ...
¿Qué es la “negligencia comparativa”?