Daño cerebral, motivo para solicitar compensación

Lamentablemente, cada vez son más los casos en donde las víctimas de accidentes de auto presentan daño cerebral y diversas lesiones severas por la falta de cuidados a la hora de transitar por las calles.
Muchas personas no saben que este tipo de daños también puede ser incluido en la compensación recibida tras un accidente, pues constantemente se enfrentan a personal poco capacitado para lidiar con este tipo de casos. Aquí te diremos la información más importante sobre el daño cerebral y la demanda que se puede hacer para compensar este tipo de heridas tan graves.

¿Qué es el daño cerebral?

El daño cerebral es una lesión que puede causar dificultades temporales o permanentes en el cerebro, las cuales, en el peor de los casos, pueden llevar a la muerte.

Es importante efectuar una revisión médica inmediata posterior a un accidente, pues algunos tipos de daño cerebral tardan semanas o meses en presentar síntomas; sin embargo, suele ser demasiado tarde cuando estos aparecen.

¿Qué tipos de daño cerebral existen?

Existen dos categorías principales: heridas traumáticas, y heridas adquiridas.

Las lesiones cerebrales traumáticas, frecuentemente son ocasionadas por golpes fuertes, o por heridas penetrantes (un objeto afilado que perfora el cráneo y llega al cerebro), así como contusiones (derrame de sangre en el cerebro), o un tipo de contusión provocada que el cerebro rebote entre las paredes del cráneo, la cual crea un segundo impacto en el lado opuesto del cerebro.

Las lesiones cerebrales adquiridas suceden por la privación de oxígeno. Esto puede suceder por la absoluta privación del oxígeno, o por hipoxia, una privación parcial del oxígeno. Ambas pueden provocar muerte celular y otras consecuencias fatales.

¿Cómo afectan la vida diaria las lesiones cerebrales?

Las consecuencias de una lesión cerebral dependerán del tipo de lesión que se sufrió.

Las lesiones cerebrales que causan deficiencias cognitivas pueden requerir terapia debido a que la lesión generó un daño en el hipocampo (lugar donde se forman las estructuras de memoria del cerebro). Estas lesiones evitarán que la víctima pueda conseguir un trabajo demandante intelectualmente.

Otro tipo de lesiones cerebrales pueden ocasionar que el cerebro de la víctima se vuelva extremadamente sensible y padezca de arrebatos emocionales constantes. Esta lesión puede tener efectos negativos en las relaciones de la víctima con sus seres queridos.

Finalmente, existen las lesiones que pueden interferir con sus habilidades físicas, las cuales reducirán sus capacidades de movimiento y su calidad de vida. Las víctimas pueden presentar movimientos limitados o pérdida de fuerza, por lo que se verán obligados a utilizar bastones, sillas de ruedas, andaderas, o demás aditamentos físicos.

¿Qué compensación se puede obtener tras un daño cerebral?

Cada compensación dependerá de las circunstancias en las que haya sucedido la lesión cerebral. Accidentes de resbalones y caídas, accidentes en vehículos motorizados, o daño intencional (como pelea a golpes, o estrangulación inducida), suelen tratarse como daños personales de responsabilidad compartida. Sin embargo, las lesiones sufridas por enfermedades, toxinas, o lesiones cerebrales sucedidas en el parto, se pueden reclamar como compensaciones por negligencia médica, donde la responsabilidad de las lesiones recae en los técnicos, enfermeros, o directamente en los hospitales por actuar debajo de estándares cuestionables de cuidado por medio de los cuales se originó la lesión cerebral o se propició que aumentara.

¿Qué beneficios se obtienen tras una demanda por lesión cerebral?

Dependiendo de la gravedad de la lesión y de las consecuencias que ha tenido ésta en la vida de la víctima, se puede obtener una compensación importante por los daños sufridos.

Si se sufren lesiones cerebrales serias, es probable que se deba continuar recibiendo terapias cognitivas o psicológicas a largo plazo, lo cual resulta muy costoso para la mayoría de las personas. Además, en estos casos es difícil que la víctima regrese al trabajo, por lo que se debe añadir al monto total de la compensación los salarios perdidos (pasados y futuros).

¿Qué hacer si se sufrió un accidente tiempo atrás y recientemente se está presentando una lesión cerebral?

Es probable que si se sufrió un accidente y se realizó un examen médico inmediatamente, no se mostraran resultados sobre posibles lesiones cerebrales. Sin embargo, si no hubo ninguna lesión visible y no se efectuó una revisión médica pronto, la aseguradora de la parte contraria puede intentar reducir el monto total de la compensación, o bien, no querer cubrir ningún gasto médico que surgiera tiempo después.

Todas las demandas tienen un tiempo de limitaciones para hacer este tipo de aclaraciones.

Si no había ninguna certeza de padecer una lesión cerebral al momento de presentar la demanda, se debe consultar el tiempo establecido para reclamar por daños. Si no se había presentado ninguna demanda porque no existían daños visibles, la víctima debe asegurarse de estar en tiempo para poder presentar una reclamación de daños.

Lo mejor en estos casos es consultar directamente con un abogado experto en accidentes para evaluar las posibilidades de reclamación.

Calificar el artículo:
4
¿Qué es la negligencia médica?
¿Qué cubre la póliza de seguros de un automóvil?