Leyes para conductores bajo la influencia del alcohol

Conducir bajo la influencia del alcohol o de cualquier otra droga (DUI por sus siglas en inglés, Driving Under Influence) es un crimen en los 50 Estados, e incluso en el distrito de Columbia, y se encuentra severamente penado, pues alrededor de un 40% de las muertes sucedidas en accidentes de tránsito son provocadas por manejar alcoholizados.

Las leyes que juzgan estos casos suelen basarse en qué tan impedido se está para conducir, pues la cantidad de alcohol o drogas ingeridas pueden intervenir en la habilidad para conducir un vehículo motorizado de manera segura.

Por ejemplo, cualquier conductor que presente un 0.08% de alcohol en la sangre, es considerado impedido para manejar. Asimismo, los Estados presentan niveles distintos para cualquier tipo de droga consumida.

Orígenes de las leyes para conductores intoxicados

Nueva York fue el primer Estado en crear estas leyes en 1910. California y algunos otros lugares comenzaron un año después, pero hasta unos años después, no habían llegado a un acuerdo de lo que significaba estar ebrio o estar impedido para manejar.

En 1938 se instauró el alcoholímetro, mismo aparato que hasta la fecha mide los niveles de sustancias tóxicas en la sangre para determinar si un conductor puede seguir su camino o si lo mejor es detenerlo durante toda la noche para que evite conducir en ese estado tóxico.

Se comenzó instaurando un límite de .15% de sustancias en la sangre; sin embargo, con el paso del tiempo se disminuyó esta cantidad para poder evitar aún más accidentes y orillar a los automovilistas a medir su ingesta de sustancias tóxicas si iba a conducir.

Recientemente en el año 2000, se instauraron los 21 años como edad mínima para empezar a tomar alcohol legalmente, medida tomada para prevenir muertes de menores de edad en accidentes de tránsito relacionados.

Castigos tras manejar intoxicado

Cada Estado tiene distintos parámetros para suspender o revocar la licencia de manejo del conductor intoxicado, según si se trata de su primer, segunda, o tercera falta.

Únicamente en el Estado de California, ante la primera ofensa, la licencia se suspende por 6 meses. Dos años por la segunda ofensa, y 3 años por la tercera.

Asimismo, después de cada ofensa debe asistir a tratamiento contra el alcoholismo (talleres de información educativa si se trata de un menor de 21 años), además de verse en riesgo de que se confisque el vehículo hasta que concluya con el tratamiento. En California, cada ofensa será medida y comprobada a través del alcoholímetro (ignition interlock device).

Ley de Tolerancia cero

Si los menores de 21 años conducen un vehículo, no importa que presenten menos del .08% de alcohol en la sangre, pues pueden enfrentar graves consecuencias legales por el simple hecho de haber ingerido alcohol.

Es ilegal que cualquier menor de 21 años posea alcohol en cualquiera de los 50 Estados, y resulta peor si incluso presenta un bajísimo porcentaje (incluso un .01) de alcohol en la sangre. Esta medida está pensada para evitar que los menores de 21 comiencen a beber antes de tiempo, pues un tercio de las muertes de jóvenes entre 15 y 20 años en accidentes de tránsito se debe a la ingesta de alcohol.

La medida se implementó en 12 Estados inicialmente, y a partir de la reglamentación de esta, se redujeron los accidentes fatales en jóvenes en un 20%. Este porcentaje disminuye un poco en los Estados que tienen un nivel de tolerancia de alcohol más alto (es decir, que únicamente consideran ofensa cuando un conductor presenta más de un .08% de alcohol en la sangre).

Además de evitar estos accidentes, la ley de “Tolerancia cero” para los jóvenes, busca darles una mejor calidad de vida sin que enfrenten todos los problemas relacionados con la ingesta de sustancias tóxicas desde temprana edad.

Por otra parte, los cargos que enfrenten por un accidente de este tipo –incluso si se trata de una suspensión de licencia por unos cuantos meses –puede afectar sus oportunidades laborales, además de dejar un registro en su póliza de seguros del vehículo; por lo que se busca que esta medida haga pensar a los jóvenes dos veces antes de ingerir alcohol a temprana edad.

Calificar el artículo:
4
¿Quién paga los daños ante la mordida de un perro?
Negligencia médica en el parto