¿Qué es la “negligencia comparativa”?

En muchos casos, es difícil definir la responsabilidad de un accidente de tránsito, especialmente cuando todos los involucrados presentan daños en mayor o menor medida.
Existen casos especiales donde aunque ambos presenten daños (o incluso uno más que el otro) la responsabilidad suele recaer en uno solo, por ejemplo, tales son los accidentes donde un vehículo golpea a otro en la parte trasera. El que presenta el daño en la parte trasera pudo no ver que el coche de atrás se acercaba a alta velocidad, o bien, le fue imposible quitarse, por lo que la responsabilidad del incidente no recae en él.

Sin embargo, existen otros casos en donde se determina “negligencia comparativa” debido a que ambos (o más) coches tuvieron la culpa del accidente.

¿Cómo funciona la negligencia comparativa?

Algunos Estados permiten dividir la culpa y la responsabilidad de los daños por argumentos de negligencia comparativa. Estos argumentos mencionan que de la compensación obtenida por los daños sufridos se reducirá el porcentaje de la culpabilidad que ellos tengan. Esta situación se conoce como “aportación de responsabilidad” o “asignación de culpa”.

Es decir, que si un conductor reclama una compensación de $100,000 pero fue negligente y su proporción de culpa fue de un 40%, recibirá $60,000 porque se descuenta la proporción de daño ocasionado.

Estos casos aplican sólo en algunos Estados, pues otros lugares han modificado sus leyes para que la parte negligente pueda solicitar compensación sólo si presentaron culpabilidad menor a un 50%.

Tipos de negligencia comparativa

Como se mencionaba, diversos Estados han modificado sus leyes, por lo que ya existen regulaciones para cada tipo de negligencia comparativa. Estos son:

•    Negligencia contribuida pura

Los Estados que reconocen esta ley, declaran que la parte dañada no podrá reclamar compensación alguna si son incluso 1% culpables del accidente. Sólo son 5 Estados los que siguen esta ley: Alabama, el Distrito de Columbia, Maryland, Carolina del Norte, y Virginia.

•    Responsabilidad comparativa pura

Esta ley permite a los involucrados en el accidente reclamar una compensación aún si son culpables del 99% del suceso. Sin embargo, la cantidad de daños está limitada por el porcentaje de culpa. Así que si un conductor que manejaba bajo la influencia del alcohol es el principal responsable de un accidente, pero pide una compensación porque el otro involucrado no tenía las luces de su auto funcionando correctamente, entonces puede cobrar una cantidad mínima para reparar los daños. Un tercio de los Estados en Estados Unidos se rigen por esta ley, incluyendo California, Florida, y Nueva York.

•    Responsabilidad comparativa modificada

Pero es esta ley la que siguen la mayoría de los Estados, pues se puede dividir en dos categorías:

1.    Culpabilidad del 50%
2.    Culpabilidad del 51%

En aquellos que siguen la primera categoría (como Colorado y Utah) se dicta que si un involucrado es responsable de más del 50% del accidente, no podrá reclamar ninguna compensación.

Mientras que en el resto de los Estados una persona que sea más del 51% responsable, no podrá recaudar ninguna cantidad por los daños sufridos.

Es decir, que con la primera categoría, esos Estados permitirán una reclamación de compensación a ambas partes si la responsabilidad fue un 50-50. Mientras que con la segunda, si una parte fue mayormente culpable (aunque sea en un 51%) no podrá reclamar daños.

Si aún tiene dudas sobre este tipo de leyes, consulte con uno de nuestros abogados para que le asesore profesionalmente.

Calificar el artículo:
3
Consejos de seguridad para ciclistas
Los 6 momentos más intensos en el segundo debate p...